Bienvenido. Eres el visitante No.

MARGARITA.... ¡MISIÓN CUMPLIDA!

La renuncia de Margarita Zavala a su candidatura presidencial, ha sido explicada como un acto de dignidad y valentía, según ella misma lo dio a conocer: "Se debe al sistema inequitativo para los candidatos independientes", los independientes "debemos luchar sin publicidad en televisión o en radio". Además las encuestas marcaban una indefectible caída en sus votantes, y como ella misma lo explicó: "Por el retiro de los empresarios" que la apoyaron, dejándola sin dinero, al grado de que sus colaboradores confirmaron que ni siquiera se pagaron salarios para el personal contratado.
La confesión de su fracaso fue considerado como un acto de honestidad y humildad, nunca antes visto en la historia de los políticos mexicanos, tan reacios a reconocer sus derrotas. En premio a su derrota fue invitada a todos los programas de Televisa, ante quien dio la primicia de su renuncia, así que la vimos en televisión y radio de frontera a frontera, hablando de valores, de honestidad, de transparencia, y con el rostro contrito estaba preocupada no por su propio futuro, sino por el de sus colaboradores, un “equipo extraordinario” que llevó a Margarita con paso firme al último lugar de las encuestas de Mitofsky, pero ella solo tuvo para esos inútiles palabras de elogios y gratitud.
Fue el noveló rosa que le faltaba a la campaña presidencial, en 48 horas conquistó a conductores y a las audiencias, a la prensa, radio y televisión. Por fin, tenía México a la primera “política buena, honesta, transparente y humilde”. Algo increíble en México, donde los políticos son irracionales, orgullosos, hipócritas, mentirosos, irreflexivos, farsantes, calculadores, centaveros y pillos, por cierto que todos estos atributos ya se proponen para nuestra Carta Magna, como requisitos para ser electos, en la siguiente ronda de Reformas Estructurales.
Sin embargo, ya recuperados del drama, surge la pregunta ¿Por qué renunció Margarita Zavala? ¿Acaso por la inequidad de la que habló? Pues no lo creo, ya que todas las condiciones de su participación le eran conocidas en el momento en que renunció al PAN, para buscar la candidatura independiente. Entonces ¿Por qué renunció Margarita? Y ciertamente no fue por la ausencia de la Segunda Vuelta, pues para que la Segunda Vuelta le afectara, tendría que haber terminado la Primera Vuelta cuando menos en segundo lugar, cosa que ni en sueños podría lograr.
Tampoco es creíble que a Margarita Zavala le faltara dinero para la campaña, pues dinero es lo que le ha sobrado, pues como ella misma lo dice, desde 2015 inició su campaña para la presidencia, primero dentro del PAN y luego como independiente. La campaña dentro del PAN fue un gran derroche de dinero, Margarita fue entrevistada desde 2015 y hasta 2018 cientos de veces en todos los programas de noticias y de política, en todos los grandes diarios nacionales y de las grandes ciudades de México, Margarita fue noticia siempre y eso, eso no es de "gorra", hasta las centaveras encuestadoras la pusieron en segundo lugar, y eso tampoco es de gratis.
Nunca tuvo problemas financieros, pues su principal impulsor fue su esposo Felipe Calderón, el cual es propietario de una inmensa fortuna mal habida, producto de embutes a los casineros, que pagaron extorsiones multimillonarias en efectivo y en dólares, a la entonces pandilla presidencial. También estaban en apoyo a los siniestros planes políticos del ex Presidente las grandes empresas expertas en embutes como la española Iberdrola, y la brasileña que iniciaron operaciones en México durante el sexenio del hampón presidencial, estaban todas con las carteras abiertas de par en par. Además de los empresarios favorecidos por el astuto ex presidente, como la familia Mouriño, el traficante de influencias y ahora candidato de Morena Germán Martínez Cazares, y miles de facinerosos que recibieron candidaturas, chambas, impunidades, asociaciones criminales, contratos a precio alzado, y todo tipo de privilegios durante el sexenio de Felipe Calderón.
En suma a Margarita Zavale le sobraban ingresos del mundo del hampa, de delincuentes que están mas que agradecidos con el extorsionador presidencial Felipe Calderón. Tampoco renunció por la falta de proyección en los medios de comunicación, pues durante doce años todos los grandes medios de comunicación tradicionales recibieron miles de millones de pesos de los gobiernos panistas, y directamente del gobierno de Felipe Calderón. Así que tampoco existió cerrazón de los medios contra la Señora, entonces ¿Por qué Margarita renunció a la candidatura, si no fue por falta de dinero, ni de chayoteros, y tampoco por falta de ingenuos?
La respuesta la encontraremos a partir de la verdadera razón por la que luchó por ser candidata, primero dentro del PAN por la candidatura del partido, y luego desde la candidatura independiente :¿Realmente Margarita Zavala quería ser Presidenta de México? Para saber lo anterior, es necesario partir de estos presupuestos:
1.- Margarita Zavala nunca intentó ganar ninguna candidatura, fue dos veces legisladora por la vía plurinominal, gracias al poder de su esposo Felipe Calderón. 2.- Margarita Zavala nunca antes de 2015, mencionó que quisiera ser Presidenta de México.
En cambio su esposo Felipe Calderón luchó prácticamente para todos los puestos electorales, fue dirigente juvenil, Secretario General, candidato a diputado, a Gobernador y candidato del PAN a Presidente, ganando la carrera a López Obrador por un puñado de votos.
3.- Durante su presidencia Calderón impuso a sus títeres Germán Martínez y a César Nava como jefes nacionales del PAN, y apoyó a Gustavo Madero para que fuera electo jefe del PAN en diciembre del 2010. Calderón creía que el PAN era suyo.
4.- Gustavo Madero traiciona a Felipe Calderón y astutamente aprovecha la repugnancia de la mayoría panista por la gestión de mapache antidemocratico de Felipe Calderón, el expresidente ignorante de que ya no es dueño del PAN lanza a su monigote Manuel Cordero intentando ganar la candidatura presidencial, pero Gustavo Madero y los diputados panistas apoyan a Josefina Vazquez Mota.
5.- Felipe Calderón, tiene que abandonar México para evitar que Enrique Peña Nieto revoque los permisos de casinos dados en contra de la Ley, entonces él y Margarita se van a Estados Unidos.
6.- Hasta este punto, Margarita Zavala no dice ni una sola palabra sobre política, nunca había dicho nada, ni cuando fue diputada, concretándose a cobrar en silencio el jugoso cheque del Congreso y luego de la Asamblea del Distrito Federal.
7.- Los Calderón regresan, descubriendo que existe un ambiente en su contra, pero Calderón quiere recuperar al PAN, pues es el mejor negocio del mundo, pero en ese momento no tenía títeres en los cuales confiar, la experiencia del traidor Gustavo Madero lo hace desconfiar de todos, y entonces decide en septiembre de 2014 que Margarita Zavala sea diputada federal, como antes lo fue Josefina Vazquez Mota, y ganar la simpatía de los diputados panistas para obtener la candidatura presidencial, con lo cual Felipe Calderón, calculaba, regresaría al PAN como el político mas poderoso.
8.- El sueño de Felipe Calderón se fue al pozo, pues Gustavo Madero no le dio a Margarita Zavala la diputación plurinominal que era el primer paso en el regreso de Calderón. Madero además humilló a su esposa, pues dijo que carecía de vida política, incluso le pidió que presentara su curriculum para saber que tipo de méritos tenía, y no encontrando méritos la despidieron con el consabido "Gracias por participar".
9.- Humillado y ofendido Felipe Calderón lanzó en 2015, a su esposa a la candidatura presidencial con el apoyo de una gigantesca campaña de medios, decenas de millones de pesos se gastaron con profusión, opacando la campaña de Andrés Manuel López Obrador. Inició la lluvia de oro para los chayoteros que no se contendría.
10.- En Agosto de 2015, Ricardo Anaya, otro trepador de los que abundan en el PAN, aplasta de Ernesto Cordero el candidato de Felipe Calderón a la dirigencia nacional panista. Como primer acto de su gestión traiciona a Gustavo Madero quien lo creía su títere, incluso dijo: "Este no es quien me entregó su lealtad, es un traidor"
11.- Ricardo Anaya superó las tácticas de Gustavo Madero e impuso a su pandilla, no solo se impuso a Madero, sino que hizo lo mismo con Felipe Calderón y a su esposa. Con todo tipo de pretextos evitó convocar a elecciones internas para la presidencia, contó con el apoyo del anti democrático INE y de la militancia "panista" deformada por el calderonismo, el maderismo y el anayismo, es decir una militancia degradada que solo se mueve por dinero, chambas y privilegios.
12.- Ricardo Anaya juega con frialdad y malevolencia contra Calderón, aparentando amistad y sinceridad, pero en realidad es un taimado que engaña al ex Presidente en su propio terreno, el de la falsedad y la trampa y con pretextos lo obliga a sacar a su esposa del PAN y a buscar la candidatura independiente.
13.-Desde ese momento Felipe Calderón califica públicamente a Ricardo Anaya como "deshonesto".
14.- Sin embargo la imagen de traidor adquirida por Ricardo Anaya y la imagen de victima de Margarita Zavala, es nociva para Anaya, lo pinta como un tramposo.
15.- En este contexto, Ricardo Anaya comprende que no tiene posibilidades de ganar. Si sigue promoviendo Felipe Calderón por medio de su esposa la imagen de trepador, traidor, falsario, ladrón y tramposos, le van a impedir contar con el voto panista y lo desprestigiará fuera del PAN.
16.- Ricardo Anaya intenta atraer a Margarita Zavala, y repentinamente, sin que nadie lo predijera Margarita Zavala renuncia a su candidatura, y al mismo tiempo Felipe Calderón dejó de insultar a Ricardo Anaya y Margarita deja de criticar a Ricardo Anaya: ¿Que ocurrió?
La respuesta es sencilla, Ricardo Anaya y Felipe Calderón llegó a un acuerdo para que Calderón y su equipo de pillos se incorpore al PAN, una vez que transcurra la elección, Felipe se comprometió a dejar de criticar a Anaya mientras termina la elección.
En esta renuncia Ricardo Anaya obtiene la imagen de candidato de un partido donde impera la concordia y la unidad, gana Felipe Calderón porque puede recuperar la gallina de los huevos de oro que es el PAN, y gana también Margarita Zavala porque sirve lealmente a los deseos y propósitos de su marido Felipe Calderón, a quien sirve con lealtad.

Por Antonio Limón López.

En Twitter

En Pinterest 





El Gran Odiador


¿Cuál es la raíz del éxito de López Obrador? ¿A qué defecto o virtud debe Andrés Manuel su gigantesca conexión con el pueblo mexicano?, la respuesta es sencilla, pero para llegar a ella, haremos un viaje que inicia en la madrugada del 16 de septiembre de 1810, en el pueblo virreinal de Dolores, hoy Dolores Hidalgo, en Guanajuato.
Las campanas repiquetearon a las cuatro de la mañana, era normal que a esa hora, todos los habitantes del Virreinato de la Nueva España se levantaran y dedicaran al menos una hora a rezar, por lo que cuando el párroco convocó al pueblo, este ya se encontraba de pie, era el momento más apropiado. Ahora las palabras de Miguel Hidalgo han sido deformadas o cambiadas por los políticos oportunistas, pero sabemos que el “Grito” eminentemente contradictorio, exigía lealtad al Rey Fernando VII, y desconocimiento al gobierno de los usurpadores franceses, todo en un sonoro ¡Viva la América!, ¡viva Fernando VII!, ¡viva la Virgen de Guadalupe, muera el mal gobierno!" A lo que el pueblo contestó entusiasmado con vivas a la virgen de Guadalupe, a Fernando VII, y con el consabido “muera el Mal gobierno” a lo que el ahora Padre de la Patria, contestó diciendo “Vamos a coger Gachupines”.
Esta última parte, lo de “Vamos a coger gachupines” fue el verdadero motor del movimiento de Hidalgo, pues de inmediato concitó a un odio que ya existía sin ninguna duda, pero que nunca antes se había percibido, un odio del pueblo contra los españoles de nacimiento, que se apropiaban de todos los privilegios que el Virreinato generaba, el mismo Virrey era ibérico de nacimiento, los grandes capitanes, los oidores, los notarios, los dueños de las minas, los exportadores e importadores, los prestamistas tolerados, y entre los encomenderos, los afrancesados, los "ilustrados" eran los crueles e inhumanos, y los esclavistas eran autorizados por los reyes borbones, que conforme al Siglo de las Luces, estos vieron a los seres humanos como animales. Era claro que el pueblo tenía buenas razones para odiarlos.
El “Vamos a coger Gachupines” se transformó en secuestros a los peninsulares sin importar si eran “ricos” o no, y en tomar sus monedas de oro que guardaban en sus propias casas o a sus animales de granja, y con ese dinero o el botín que se obtuviera, se alimentó a la revuelta multitudinaria de Hidalgo.
Ese populismo contra los "ricos y poderosos", se encuentra en toda la historia de México, y casos de esos ricos y poderosos a la par que miserables y crueles, también se encuentran a lo largo de esa misma historia. Abundan los Flores Magón, los Panchos Villa, los zapata, y también esa misma turba es azuzada de tiempo en tiempo desde 1810 y hasta el presente. Esa es una triste realidad.
Andrés Manuel López Obrador es el último heredero del "grito de odio" de Miguel Hidalgo, y precisamente es también contra quienes considera como los sucedáneos de aquellos “gachupines” el puñado de  privilegiados, que viven en la abundancia y la insolidaridad respecto a este pueblo. Eso ocurrió en 2006, cuando despertó el odio de nuestra sociedad contra nuestros  súper ricos, y contra eso, todos esos “ricos” reaccionaron apoyando a Felipe Calderón.

En 2012, evitó incurrir en el mismo error, y acaso por eso mismo, su campaña se ahogó en el AMLOVE.
Ahora a vuelto a su receta de éxito seguro: su propia versión del Grito de Dolores, con su “muera el mal gobierno y a coger gachupines”, que se traduce con “amnistía para asesinos” y odio contra los empresarios del Club de los hiper millonarios del Consejo Mexicano de Negocios. De estos dijo en la "59 Semana nacional de la Radio y Televisión", que “son responsables de la tragedia nacional”, que se “oponen al cambio”, que “se sienten los dueños de México” que “tienen confiscadas a las instituciones”, que “tienen secuestrado al gobierno, y que “el gobierno no representa a todos los mexicanos, está al servicio de esta minoría” que son “colaboradores del fraude electoral del 2006”, y que son privilegiados del gobierno, y dio nombres de los conjurados Germán Larrea (Minera México), Alberto Bailleres (Grupo Bal), Eduardo Tricio (Leche Lala), Alejandro Ramírez (Cinepolis), Claudio X González (Kimberly Clark), que le pidieron a Enrique Peña Nieto que apoyara a Ricardo Anaya y no a José Antonio Meade.
Es cierto que entre los grandes empresarios de México existen algunos que han evadido incluso sus obligaciones fiscales, como las grandes “quitas” de impuestos adeudados y no pagados, que el gobierno de Enrique Peña Nieto dio en 2012 y 2013. Los grandes daños al medio ambiente de la Minera México y la nula retribución fiscal por los minerales obtenidos, la mala calidad de los productos en México, en comparación con esos mismos productos en EEUU de Kimberly Clark, y del cierre de la competencia internacional a Leche Lala, por lo que goza del privilegio de la no competencia internacional. Esto sin mencionar a Carlos Slim, a quien Carlos Salinas le obsequió Teléfonos del Noroeste, le entregó a precio de ganga Teléfonos de México, y le otorgó gratuitamente concesiones para televisión por cable, telefonía móvil y de internet. Otro no mencionado fue Emilio Azcarraga Jean, el gran evasor fiscal, pues ya tiene la maña de no pagar los impuestos y recibir quitas sexenales. Se sabe que tanto Slim como Azcarraga ya llegaron a dos acuerdos con López Obrador, como también ya lo hizo otro de los malos empresarios convertido en pan dulce: Alfonso Romo.
A cambio de las prerrogativas y privilegios, los sueldos y las condiciones laborales de los trabajadores menos calificados, son los mínimos posibles y que por regla general son de miseria o de supervivencia.
Otra vez, ahora en 2018 López Obrador vuelve a la senda de concitar el odio contra los "ricos" contra los grandes empresarios, senda que le ha rendido y seguramente le seguirá rindiendo frutos, pues esos privilegiados, reciben mayores beneficios de México, que lo que retribuyen a este país, y por ello no tienen el aprecio de nadie, pues no se lo merecen. Los grandes empresarios han estado en contra del pueblo de México, estuvieron todos con el PRI hasta que este perdió, y entonces estuvieron con Felipe Calderón, luego con Enrique Peña Nieto que les otorgó una verdadera amnistía fiscal en 2012.
Este será el mayor acierto demagógico de López Obrador, lo cual es una verdadera desgracia, pues con esto se revitaliza el odio entre “ricos y pobres”, que lamentablemente subsiste en México desde 1810, y al parecer continuará "ad infinitum".

Por Antonio Limón López.








¿ Y AQUÍ, QUIÉN ES EL TRAMPOSO?

Con la inclusión de Jaime Rodríguez, “El Bronco” para más señas, en la 
boleta electoral del Primero de julio del 2018, se desató una ola de indignación, acusando al Tribunal Electoral del Poder Judicial de haber sucumbido a las presiones del Presidente de la República por emitir el fallo que lo colocó en la boleta del uno de julio de este año. Entre los “indignados” se encuentran en primer lugar las grandes televisoras que ahora tendrán que cubrir la campaña de un “Independiente” sin poder obtener dinero por las entrevistas y “programas especiales”, y en segundo lugar, los partidos políticos a los que les resulta sobremanera incomodo el candidato norteño, que es a la sazón el primero y único gobernador electo como “independiente”.
Incluso la otra contendiente “Independiente” Margarita Zavala es muy bien aceptada, pues desde principios de 2015, se encuentra en campaña pagando descomunales cuantías a las televisoras, estaciones de radio y grandes diarios y revistas, por entrevistas pagadas por su esposo y el club de beneficiados durante su sexenio, por lo que a pesar de su supuesta independencia, es una candidata con una cartera del mismo tamaño que la de cualquier partido político.
Y esa acusación es la que han encontrado mejor, mas efectiva, la de considerar a El Bronco como un tramposo, que por sobornos o presiones ilegales e inconfesables, logró “ablandar” a los magistrados del tribunal, y así colarse como una rata a la elección presidencial, y todos parecen muy cómodos y felices con esta argumentación, sin embargo...
Los tramposos reales y verdaderos, son en primer lugar los partidos políticos y sus candidatos, en segundo lugar los grandes medios de comunicación que son colaboradores de los partidos políticos y sus candidatos a cuenta de inmediatos pagos y de futuros beneficios, en tanto que la candidatura de El Bronco nada ofrece, pues no tiene partido, ni hay otros candidatos de su clan a los cuales centavear, y en caso de llegar a la presidencia, lo lograría sin deberle favores ni al duopolio televisivio, ni a nadie.
Es cierto, los partidos políticos son los que no debieran estar presentes con los candidatos que presentan, pues estos fueron “designados” mediante farsas para burlarse de sus militantes, al no convocar para elecciones internas, mediante farsas groseras y sucias. Se necesita no tener ningún sentido ético para sentirse libres de culpa, pues los candidatos de los partidos son hijos legítimos del dedazo vil o de la auto imposición. Ninguno de ellos debiera estar presentes en esta contienda precisamente por tramposos, por farsantes, por pillos, por cómplices. Nada bueno le aportan a la abortada democracia mexicana.
El Bronco se enfrentó como todos los contendientes por la vía de la candidatura independiente, a una Ley diseñada para impedirles ser candidatos definitivos, pues las exigencias son descomunales, por otra parte el Instituto Nacional Electoral contrató mediante un gran negocio a una empresa para hacer una aplicación por teléfono móvil con enormes deficiencias, y además ese órgano electoral imparte una justicia con los ojos bien abiertos y cobardemente no aplicó las mismas reglas a todos los contendientes.
Esta es pues la elección, donde El Bronco resplandece como el candidato que llegó sin trampas, sin complicidades y sin el apoyo de los mafiosos y de las mafias partidistas y ni del INE que México padece, pero sobre todo sin burlarse de nuestra Constitución, que exige que los partidos políticos sean en su interior democráticos e igualitarios con sus militantes, y de esta manera elijan a sus candidatos.
Así que por favor, los pillos candidatos de los partidos políticos son los tramposos y el asco de esta elección. No confundir.

Por Antonio Limón López.



There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.